CESAR COTA // TRIBU YAQUI

La Defensa del agua de la Tribu Yaqui.

La Tribu Yaqui es un pueblo indígena del sur del estado de Sonora que a lo largo de su historia ha luchado heroicamente por conservar su territorio y sus recursos naturales; éstos representan su identidad cultural y su sobrevivencia. Están asentados a lo largo del río Yaqui, que es parte de su ritualidad y cosmovisión.

Después de sobrevivir a una brutal guerra de exterminio en su contra, el 30 de septiembre de 1940, el presidente Lázaro Cárdenas firmó el decreto que restituye y titula el territorio de la Tribu Yaqui, otorgándoles expresamente el derecho al 50% del agua existente en el caudal del río Yaqui. Sin embargo, uno de los problemas que actualmente enfrentan sus ocho pueblos es el acceso al agua potable en más del 80% de su población y han documentado que el agua que llega a sus hogares está contaminada con arsénico.  En las últimas décadas, el problema se ha agravado debido a que el caudal del río ha bajado y la mayoría de sus escurrimientos son utilizados para surtir a otras ciudades, a la agroindustria y al Valle del Yaqui, sin que sea suficiente para abastecer los terrenos cultivables de la Tribu.

En el año 2010 el gobierno de Sonora impulsó la licitación y concesión para la construcción y operación del “Acueducto Independencia” para trasvasar, desde la presa “El Novillo”, alrededor de 60 millones de metros cúbicos de agua de la Cuenca del río Yaqui a la Cuenca del río Sonora. La Tribu Yaqui presentó un amparo en contra de las autoridades responsables y en 2013 la Suprema Corte de Justicia de la Nación confirmó la sentencia que ordena expresamente que debe realizarse un proceso de Consulta a la Tribu Yaqui de conformidad con los estándares internacionales.

En septiembre de 2014 el Secretario del Pueblo de Vícam Mario Luna y Fernando Jiménez fueron encarcelados, esta fue la razón para que la Tribu Yaqui decidiera salir de su comunidad y recorrer en Caravana decenas de pueblos y comunidades en resistencia, todas y todos juntos al grito de ¡Namakasia! (Firmes compañeros). Un año después lograron la libertad de sus compañeros.

Pese a las sentencias que reconocen la vulneración de los derechos de la Tribu Yaqui, las autoridades no han cumplido y continúan con la extracción del agua de la presa “El Novillo” sin haber concluido la consulta; actuar que pone en riesgo la cultura y supervivencia de los Yaquis.

Su lucha es emblema de la dignidad y rebeldía de los pueblos indígenas, los hermanos mayores les han llamado otros. Es su juramento testimonio de su lucha y convicción.

JURAMENTO YAQUI.

Para ti no habrá ya sol

Para ti no habrá ya muerte

Para ti no habrá ya dolor

Para ti no habrá ya calor

Ni sed, Ni hambre, Ni lluvia

Ni aire, Ni enfermedades

Ni familia

Nada podrá atemorizarte

todo ha concluido para ti

excepto una cosa

el cumplimiento del deber

en el puesto que se te

designe, ahí quedarás

por la defensa de tu nación

de tu puesto, de tu raza,

de tus costumbres,

de tu religión

¿Juras cumplir con el mandato divino?

¡ SÍ ¡

mario luna

 

cesar


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

INSTAGRAM
KNOW US BETTER
Please Add Widget from here