READING

ELIEZER ZAMORA // FRENTE DE PUEBLOS EN DEFENSA DE ...

ELIEZER ZAMORA // FRENTE DE PUEBLOS EN DEFENSA DE LA TIERRA Y AGUA MORELOS, PUEBLA Y TLAXCALA

Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Morelos, Puebla y Tlaxcala (FPDTA-MPT)

Fue desde 1998, que se anunció la construcción de un gasoducto de Tlaxcala a Morelos y en 2010 el proyecto integral morelos PIM, que afecta directamente a 82 pueblos de los tres estados y que se enmarca en los viejos planes del Plan Puebla Panamá, luego Plan Mesoamérica, últimamente en lo que se ha llamado informalmente el plan “megalópolis”, que incluye a toda la región centro del país. El PIM, comprende tres grandes infraestructuras:

1) Dos centrales termoeléctricas de 620MW cada una,  ubicadas en la comunidad de Huexca, Morelos. Con concesión para la construcción y operación a la empresa  española Abengoa. Se ha construido sólo una central hasta ahora; pero, sus efectos en la zona Oriente de Morelos, se han empezado a sentir en la producción agrícola y la salud de los habitantes.

2) Un gasoducto de 160 km  y que transportará 9061  millones de litros de gas al día y su trazo atraviesa 60 pueblos que se encuentran en la zona de riesgo volcánico del Popocatépetl. Con concesión para la construcción y operación a las empresas españolas e italiana Enagás, Elecnor y Bonatti (esta última subcontratada por las empresas españolas). Tiene un avance de 90%

3) Un acueducto que transportará 50 millones de litros de agua al día, serán en realidad dos acueductos, uno que transporte el agua del río Cuautla a la termoeléctrica y otro que regrese el agua al Río después de ser utilizada. El agua que regresará al río, será contaminada en el proceso por sustancias como nitrógeno, fósforo, arsénico, cianuro, cromo, cobre, mercurio, zinc, grasas, aceites, sólidos suspendidos totales, gas cloro; además que será descargada a una temperatura de 40°C. El uso del agua afecta a 22 ejidos del municipio de Ayala. Con concesión principal para la construcción y operación a la empresa  española Abengoa. Lleva un avance de 80%

La puerta que se abre con el PIM para la intervención de capitales privados extranjeros y nacionales, implica en los hechos un proceso de despojo de la propiedad de la tierra  y el agua a los pueblos. El derecho a la libre determinación de los 82 pueblos afectados directamente, sobre su desarrollo económico, social, cultural y su territorio, su derecho a la información y la consulta así como el consentimiento libre, previo e informado. El derecho al trabajo y elegir libremente un trabajo, como lo es, la vida campesina. También durante el proceso de organización y defensa de los derechos de los pueblos se han vivido una serie de violaciones al derecho a la protesta Social y  los derechos de los defensores de  Derechos Humanos.

El común en todos estos pueblos fue que nunca se informó previamente, no se les consultó e incluso se mintió sobre el riesgo y las implicaciones de este proyecto. También a través de la CFE, los gobiernos de los tres niveles y las empresas han propiciado dinámicas de cooptación y enfrentamiento entre los propios vecinos para imponer el proyecto.

Este proyecto ha causado un descontento social de grandes magnitudes.  Desde el 2004 se inició la defensa del territorio ante el gasoducto en Puebla, en ese momento la empresa “Gas Zapata” (de capital estadounidense) impulsó el proyecto, pero gracias a la movilización de los pueblos el proyecto pudo detenerse. Sin embargo, en  el 2010 se retomó el proyecto y es cuando resurgió la organización de los pueblos y en 2012, se consolida el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Morelos, Puebla y Tlaxcala (FPDTA-MPT).

Las acciones  de los pueblos han sido siempre buscando el diálogo, la intervención de las instituciones responsables, la búsqueda de justicia y respeto a los pueblos. En cambio, la respuesta de los gobiernos locales, estatales y federal ha sido la criminalización, la violencia y evasión u omisión de sus responsabilidades. El movimiento  ha experimentado incursión de la fuerza pública en las comunidades de Huexca, Jantetelco, Ayala y Amilcingo, en el estado de Morelos. En las comunidades de San Lucas Tulcingo, Calpan, Nealtican, Tecuanipan en el estado de Puebla, con el objetivo de detener la oposición, donde  la fuerza pública, y en algunas ocasiones el ejército, han sido utilizados para custodiar a los trabajadores de Bonatti en el avance del gasoducto y los trabajadores de Abengoa en la construcción de la Termoeléctrica y el acueducto.

El 6 y 7 de abril del 2014  Juan Carlos Flores Solís y Enedina Rosas Vélez – defensores de derechos de los pueblos originarios – fueron detenidos ilegalmente, en el estado de Puebla y trasladados inmediatamente al  Cerezo de Cholula y Atlixco, respectivamente. Con cargos como obstrucción de obra, despojo, motín, extorsión y daño a obra hidráulica, acusaciones bastante comunes con que el sistema judicial estatal y federal, impone la política del miedo y la criminalización a la lucha social. Fueron liberados a finales del 2014 y principios del 2015, aunque continúan bajo proceso judicial.

Además de 9 compañeros en el estado de Puebla tienen la amenaza de orden de aprehensión. En el estado de Morelos, la amenaza hacia la comunidad de Amilcingo, es un foco rojo por los hechos ocurridos el 13 de abril del 2014 y la forma en que  la policía estatal y federal reprimió a este pueblo, en la que hubo 5 detenciones y 2 heridos, uno de ellos con arma de fuego.

A lo largo de estos años, los pueblos del volcán han  estado defendiendo su vida su agua y su tierra como principio fundamental del trabajo y libertad de sus comunidades, la respuesta es criminalización  hacia  campesinos y defensores de derechos humanos, encarcelamientos, tortura, hostigamiento y amenazas. Una política de terrorismo de Estado para el despojo de los pueblos y sus territorios.

 

ELIEZER


  1. Tonatiuh

    12 julio

    El PIM también necesita de la ampliación de la autopista en Tepoztlán .

  2. […] Enrique Peña Nieto llegó a la presidencia de México en diciembre de 2012 y un año después inició un conflicto que el actual Gobierno no ha podido solucionar e incluso ha dejado avanzar: la construcción de una central termoeléctrica y un gasoducto, informó la organización Defensa de la Madre Tierra. […]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

INSTAGRAM
KNOW US BETTER
Please Add Widget from here